top of page

El día que Adán Augusto abrió la brecha para conformar Morena


Adán Augusto López Hernández ha sido uno de los más leales colaboradores de Andrés Manuel López Obrador en los últimos tiempos. En 2014 hizo muestra de tal virtud al ser el primer senador en renunciar al PRD, donde ambos militaban, para dar pie a consolidar el Movimiento de Regeneración Nacional, que a la postre llevó a AMLO a la presidencia.

En enero de dicho año, el tabasqueño anunció el fin de 14 años de militancia al sol azteca, mediante una carta al entonces presidente nacional de ese partido, Jesús Zambrano, en la que le comunicó que “acompañaría los esfuerzos de Morena para lograr la verdadera transformación del país”.

Desde entonces, López Hernández se catalogó como un cercano al movimiento lopezobradorista y se dijo desencantado con el PRD “luego de algunas decisiones de la dirigencia, entre ellas la de participar en el Pacto por México y apoyar propuestas del gobierno de Enrique Peña Nieto”.

Como lo relata la historia, el hoy aspirante a la Coordinación de la Defensa de la Transformación abrió las puertas para que tras de sí, otros legisladores tomaran una decisión como Alejandro Encinas y el propio Mario Delgado, y se adhirieran al naciente partido Morena.

Adán Augusto fue senador independiente y desde su posición fue un fuerte crítico al poder y defendió la postura de transformación. Su congruencia y actuación vertical, lo llevaron a pedir licencia unos años más tarde para dirigir el partido en Tabasco y más tarde, ser candidato a gobernador resultando el más votado de la historia.

コメント


bottom of page